¿Qué hace un motor eléctrico?

Los motores eléctricos están en todas partes.

Se utilizan en electrodomésticos, equipos de oficina, maquinaria de construcción, automóviles e incluso aviones.

Los motores eléctricos se utilizan para convertir la energía eléctrica en energía mecánica. Un motor eléctrico típico consta de tres partes:

-Un estator (la parte estacionaria) que está formado por un conjunto de bobinas que producen un campo magnético cuando circula corriente a través de ellas.

Los motores eléctricos son útiles porque pueden utilizarse para generar par casi instantáneamente, lo que los hace ideales para arrancar o detener cargas pesadas o mover objetos con gran fuerza.

En este artículo analizaremos cómo funcionan los motores eléctricos y los distintos tipos de motores eléctricos que existen en la actualidad.

El funcionamiento de un motor eléctrico es bastante sencillo.

El primer paso consiste en generar un campo magnético haciendo pasar corriente a través de bobinas de alambre que se envuelven alrededor de un núcleo de hierro.

Este proceso genera un campo magnético que hace que el rotor (o inducido) gire en una dirección determinada.

¿Qué es un motor eléctrico?

Un motor eléctrico es un dispositivo que convierte la energía eléctrica en energía mecánica.

Es un generador eléctrico que utiliza el electromagnetismo para convertir la energía eléctrica en energía cinética en forma de fuerza de rotación y par motor.

En un motor eléctrico, el campo magnético producido por las corrientes que circulan por sus bobinas interactúa con los campos magnéticos de los imanes permanentes fijos que las rodean, provocando la rotación.

¿Cómo funcionan los motores eléctricos?

Un motor eléctrico es un dispositivo que convierte la energía eléctrica en energía mecánica.

Esta conversión se produce cuando una fuerza electromotriz (FEM) hace que la corriente fluya a través de una armadura, que luego gira debido a las interacciones con los campos magnéticos.

Los componentes básicos de un motor eléctrico son:

  • Un inducido — La parte que transporta la corriente desde la fuente de alimentación y gira alrededor de su eje en respuesta a las fuerzas electromagnéticas creadas por esas corrientes; también conocido como «rotor» o «conjunto rotor».

     

  • Un estator — El componente o componentes estacionarios de una máquina eléctrica; proporciona campos magnéticos para inducir la rotación dentro del rotor, pero no gira por sí mismo.

Aplicaciones de los motores eléctricos Aplicaciones de los motores eléctricos

Los motores eléctricos se utilizan en muchas aplicaciones.

Se utilizan para alimentar desde herramientas y electrodomésticos portátiles hasta automóviles.

También se utilizan en muchas aplicaciones industriales, como la manipulación de materiales, el procesado de alimentos, la fabricación de papel y la industria textil.

Los motores eléctricos también se encuentran en equipos de construcción, como elevadores de contenedores o grúas para mover objetos pesados.

Se utilizan en la industria, la agricultura y el transporte. Los motores eléctricos se encuentran en coches, trenes, aviones, barcos y otras máquinas que necesitan energía mecánica para funcionar.

La aplicación más común de un motor eléctrico es probablemente su uso como generador para producir electricidad en centrales eléctricas o fábricas donde se necesita electricidad para la fabricación.

Tipos de motores eléctricos: Tipos de motores eléctricos.

Existen varios tipos de motores eléctricos, cada uno con sus propias ventajas e inconvenientes.

Las dos categorías principales son los motores de corriente continua (CC) y los motores de corriente alterna (CA); además de estos dos tipos, también puede encontrar motores paso a paso y motores de corriente continua sin escobillas (BLDC).

  • Motores de CC (corriente continua): Utilizan la corriente continua de una batería o fuente de alimentación para crear par a través de la fuerza magnética.

     

  • Se suelen utilizar en dispositivos pequeños, como juguetes, porque son baratos de fabricar y pueden funcionar a altas velocidades sin sobrecalentarse (aunque necesitan ventiladores).

     

  • Sin embargo, no son muy eficientes -la cantidad de trabajo realizado por unidad de tiempo es baja en comparación con otros tipos de motores eléctricos debido a sus bajos niveles de tensión y corriente- y requieren grandes baterías si se quiere obtener un par elevado durante largos periodos de tiempo.*

Los motores eléctricos se encuentran en una gran variedad de aplicaciones.

Los motores eléctricos se encuentran en una gran variedad de aplicaciones. Sirven para mover las ruedas de coches, barcos, trenes y otros vehículos.

Los motores eléctricos también se utilizan para accionar electrodomésticos como ventiladores, aspiradoras y lavadoras.

Los motores eléctricos también se utilizan en aplicaciones industriales como equipos de procesamiento de alimentos, maquinaria de envasado y ascensores.

Los motores eléctricos son habituales en equipos médicos como aparatos de rayos X, dispositivos quirúrgicos ultrasónicos y taladros dentales.

Conclusion

Los motores eléctricos se encuentran en una gran variedad de aplicaciones.

Se utilizan para mover las ruedas de coches, barcos, trenes y otros vehículos. Los motores eléctricos también se utilizan para accionar electrodomésticos como ventiladores, aspiradoras y lavadoras.

Se utilizan para accionar desde electrodomésticos, como frigoríficos y aparatos de aire acondicionado, hasta equipos industriales, como cintas transportadoras y bombas.

Estas máquinas utilizan electricidad en lugar de gasóleo o gasolina porque son más eficientes y menos contaminantes que sus homólogas no eléctricas.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.