¿Qué opina del uso de frases polémicas por parte de los empresarios?

La cultura empresarial es única.

Como emprendedor, estás constantemente rodeado de otros emprendedores que se esfuerzan al máximo, aprenden tanto de los fracasos como de los éxitos y, a menudo, corren riesgos que nadie más correría.

No es raro que un empresario diga algo que parezca fuera de lugar o inusual en un entorno profesional, pero es importante no juzgarle por ello.

De hecho, puede ser una forma estupenda de conectar con otras personas apasionadas por lo que hacen.

Así que en lugar de burlarte de estas frases raras que usan los empresarios, aprende cómo puedes usarlas tú también cuando hables (y escuches) con otras personas:

«No tengo tiempo para descansar».

El descanso y la recuperación son esenciales para la salud.

Como empresario, es más probable que te exijas más de la cuenta y llegues al agotamiento.

Pero si no te cuidas, te resultará más difícil hacer tu mejor trabajo, y eso puede perjudicar tanto a tu negocio como a ti mismo a largo plazo.

Antes de entrar en cómo puedes descansar mejor como empresario (alerta de spoiler: no hay un enfoque único para todos), hablemos de por qué el descanso es tan importante para nuestra salud y productividad en el trabajo.

El cuerpo necesita tiempo entre los entrenamientos para poder reconstruir el tejido muscular; el cerebro necesita tiempo de inactividad después de un enfoque o concentración intensos para que las nuevas ideas o percepciones sobre un problema o proyecto surjan con claridad; incluso pensar en algo una y otra vez sin ningún cambio de perspectiva acabará provocando fatiga mental, lo que podría llevarnos a una madriguera de la que no hay escapatoria.

«No puedo ganar dinero haciendo lo que me gusta».

Es una frase que han pronunciado muchos emprendedores: «No puedo ganar dinero haciendo lo que me gusta».

Pero, de hecho, hay muchas formas de ganar dinero haciendo lo que te gusta o se te da bien: sólo tienes que ser paciente y persistente.

Si todavía no estás ganando dinero, no significa que tu idea de negocio no sea viable o no merezca la pena; sólo quiere decir que tal vez ha llegado el momento de corregir el rumbo para que tus esfuerzos sean más rentables.

Aquí tienes algunas ideas sobre cómo puedes darle la vuelta a la situación:

  • Concéntrese primero en las cosas que funcionan; ignore las que no (y no pierda el tiempo intentándolo).

     

  • Por ejemplo, si una línea de productos va bien y otra no vende nada, concéntrese en aumentar las ventas de la primera y reduzca las de los productos que no funcionan tan bien como se esperaba.

     

  • * Tenga la voluntad y la mente suficientemente abierta cuando se enfrente a las críticas de otras personas que quizá no entiendan por qué algo funciona o no funciona en sus propios sectores, pero que podrían aportar una valiosa perspectiva en otros ámbitos en los que también podrían aplicarse estrategias similares.

«El mundo no necesita otro empresario».

Esta frase se utiliza a menudo en un contexto negativo, pero es importante darse cuenta de que hay muchos tipos diferentes de emprendedores.

Algunas personas quieren crear empresas porque quieren crear algo nuevo o resolver un problema que ven en el mundo.

Otros pueden ver el espíritu empresarial como una oportunidad de crecimiento y desarrollo personal, o incluso como una forma de ganar dinero.

El mundo necesita más emprendedores, no menos, así que no dejes que nadie te diga lo contrario.

«Si no es algo seguro, estás malgastando tu dinero».

He oído esta frase muy a menudo entre empresarios.

Suele referirse a una decisión empresarial o a una inversión, pero también puede aplicarse a muchas otras cosas.

La idea que subyace a esta afirmación es que si no estás seguro de cuál será el resultado, entonces no deberías perseguirlo en absoluto porque no tiene sentido perder tiempo o dinero en algo que podría no funcionar.

¿Cuál es el problema?

Nadie sabe lo que ocurrirá en el futuro, ni siquiera los expertos en predicciones. Por mucho que queramos tener certeza a la hora de tomar decisiones, no podemos predecirlo todo sobre nuestras vidas o negocios con un 100% de exactitud (e incluso si pudiéramos, ¿por qué querríamos tener un control tan total sobre nuestras vidas?)

¿Qué significa esto para los empresarios?

Bueno… significa que no hay que dejarse limitar por el miedo.

Si hay algo que te emociona o te interesa y tiene sentido desde el punto de vista financiero (o cualquier otro criterio), sigue adelante e inténtalo de todos modos, porque aunque no funcione exactamente como lo habías planeado/esperado/sueñado… ¡nunca sabes adónde te pueden llevar esas experiencias la próxima vez!

«Si me siento bien, lo haré».

«Si me siento bien, lo haré».

¿Qué te dice tu instinto? ¿Cómo sabes cuándo es el momento de pasar a la acción? ¿Cuál es la diferencia entre intuición y miedo?

Estas son preguntas con las que todo emprendedor lucha en algún momento de su carrera.

La mejor manera de responder a estas preguntas es aprender de los demás, especialmente de aquellos que han pasado por experiencias similares a las tuyas.

Hemos preguntado a algunos emprendedores cuáles son las principales lecciones que han aprendido sobre sí mismos a lo largo del camino, y esto es lo que nos han contado:

Los empresarios dicen cosas raras.

A menudo se malinterpreta a los empresarios.

No siempre tienen tanta confianza en sí mismos como parece y no siempre tienen la historia de éxito que cabría esperar de alguien que ha creado su propia empresa desde cero.

Los empresarios también pueden sentirse infelices o estresados de formas que no son obvias a primera vista.

De hecho, muchos empresarios le dirán que la parte más difícil de dirigir una empresa es tratar con otras personas, y no sólo con clientes o consumidores, sino también con colegas, socios, inversores y miembros del consejo de administración.

Conclusion

Esperamos que te haya gustado esta lista de refranes para emprendedores.

Sabemos que a los empresarios les puede resultar difícil encontrar un equilibrio entre trabajo y ocio, pero también creemos que es importante no dejar que este último se apodere completamente de uno.

Al fin y al cabo, si no te tomas tiempo libre de vez en cuando (aunque sólo sea un día a la semana), ¿cómo vas a descubrir qué otras pasiones puedes tener dentro?


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.