¿Cuáles son los objetivos de la ciencia política?

La ciencia política es el estudio del poder, la elección y el cambio en la sociedad.

Los politólogos estudian cómo las personas, los grupos y los gobiernos interactúan entre sí.

Intentan comprender cómo están estructuradas las instituciones políticas y cómo funcionan juntas para explicar los acontecimientos que se producen hoy en día.

La ciencia política, en muchos sentidos, puede considerarse como el estudio del poder.

La ciencia política, en muchos sentidos, puede considerarse el estudio del poder. La principal preocupación de los politólogos es comprender cómo los individuos y los grupos interactúan entre sí y con el gobierno.

Se interesan por las relaciones de poder y su funcionamiento en la sociedad.

Los politólogos estudian cómo se utiliza el poder en la sociedad.

Quieren saber qué tipos de gobiernos hay, quién los gobierna y por qué lo hace; quieren respuestas a preguntas como:

¿Qué hace que la gente obedezca a sus gobernantes? ¿Cómo mantienen los líderes el control sobre sus seguidores cuando no se aplica la fuerza directamente?

También estudian cómo influyen los movimientos sociales en las decisiones de política pública que toman los políticos o las organizaciones no gubernamentales (ONG).

Los politólogos definen el poder como la capacidad de una persona para influir en las acciones y decisiones de otra.

Los politólogos definen el poder como la capacidad de una persona para influir en las acciones y decisiones de otra.

El poder no es una cosa, sino un proceso.

Puede verse como un intercambio entre dos personas o grupos en el que una parte obtiene recursos o beneficios de otra.

El poder no es un hecho objetivo, sino una percepción subjetiva: lo que una persona percibe como tener poder puede no ser percibido por otras de la misma manera.

Por ejemplo, cuando vas al despacho de tu jefe para pedir un aumento de sueldo y te dice que no -o peor aún, se ríe de tu petición-, probablemente no te parezca que su poder sobre ti haya aumentado.

Esto puede incluir la capacidad de hacer que otros hagan lo que uno quiere que hagan, o impedir que hagan lo que uno quiere que hagan.

Si se quiere comprender el propósito de la ciencia política, es importante entender primero qué es el poder.

El poder es la capacidad de influir en los demás.

Se puede utilizar para conseguir que la gente haga lo que uno quiere que haga, o para impedir que hagan lo que uno no quiere que hagan.

El poder adopta muchas formas:

  • Control sobre los recursos (riqueza y estatus) – esto incluye dinero, tierras y otras propiedades; objetos físicos como edificios o maquinaria; conocimiento sobre algo que da ventaja sobre los demás; control sobre la vida de otras personas (por ejemplo, soldados).

     

  • Control sobre las ideas: decir a la gente qué información sobre ellos mismos debe ser de dominio público; controlar qué noticias se publican para que sólo determinados puntos de vista/opiniones sean vistos por los lectores, etc…

El poder también se utiliza para describir a individuos o grupos que tienen la capacidad de controlar los recursos, la riqueza y el estatus.

El poder no es sólo la capacidad de influir en los demás, sino también la capacidad de controlar los recursos.

También se utiliza para describir a individuos o grupos que tienen la capacidad de controlar la riqueza.

Por último, los politólogos pueden utilizar el poder para describir a individuos o grupos que tienen la capacidad de controlar el estatus.

Los politólogos suelen estudiar la historia y la cultura políticas para comprender cómo ha funcionado el poder a lo largo del tiempo.

El estudio de la historia puede ayudarnos a comprender cómo ha funcionado el poder a lo largo del tiempo.

Por ejemplo, para entender los acontecimientos políticos actuales en Estados Unidos, puede ser útil analizar la esclavitud o la segregación en el siglo XIX.

Podríamos pensar que estas formas de discriminación son exclusivas de Estados Unidos o que sólo se produjeron una vez en la historia de nuestro país; sin embargo, si nos fijamos en otros países del mundo donde se han llevado a cabo prácticas similares (como Sudáfrica bajo el apartheid), veremos que no son únicas en absoluto: forman parte de una tendencia más amplia en todas las culturas y sociedades del mundo.

Este tipo de perspectiva histórica nos permite predecir mejor el comportamiento humano identificando patrones y tendencias dentro de contextos particulares en lugar de centrarnos en casos individuales sin considerar su contexto más amplio o sus implicaciones para situaciones similares en otros lugares de nuestro entorno actual.»

También utilizan su conocimiento de la historia y la cultura políticas para explicar los acontecimientos que se producen en el mundo en la actualidad.

La ciencia política también puede utilizarse para explicar los acontecimientos actuales. Los politólogos estudian acontecimientos pasados en busca de pautas y tendencias que les ayuden a predecir lo que ocurrirá en el futuro.

Se fijan en la historia política, la cultura y las instituciones cuando intentan averiguar por qué las cosas son como son hoy.

Por ejemplo, si quieres saber por qué este año se han aprobado o derogado ciertas leyes en la asamblea legislativa de tu estado, un politólogo podría decirte que hubo dos factores principales: uno fue el cambio de liderazgo en ambas cámaras del gobierno; otro fue la afluencia de nuevas personas que querían que se hicieran esos cambios porque sentían que había que arreglar algo (por ejemplo: los impuestos).

Comprender de dónde viene una persona y cómo actúa hoy puede ayudar a explicar su comportamiento actual.

La ciencia política trata del poder. Se trata de entender cómo la gente utiliza el poder y por qué lo utiliza de determinadas maneras.

Los politólogos también tratan de entender cómo los antecedentes, la educación y las experiencias de una persona influyen en su comportamiento.

La ciencia política trata de responder a preguntas como:

¿Por qué algunos países tienen más libertad política que otros? ¿Qué influencia tiene el dinero en las elecciones? ¿Qué tipo de políticas son mejores para mejorar la economía? ¿Cómo podemos crear mejores leyes para proteger el medio ambiente o los derechos civiles?

Conclusion

La ciencia política es el estudio del poder y de cómo funciona en nuestro mundo actual.

Es importante que la gente entienda sus propias convicciones políticas y cómo afectan a los demás. Como politólogo, sé lo interesante que puede ser este campo.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.