¿Cuál es el mecanismo interno del motor de un vehículo eléctrico?

El motor de un vehículo eléctrico convierte la energía eléctrica de la batería en movimiento mecánico.

El motor convierte la energía eléctrica en energía cinética que se utiliza para proporcionar propulsión a los vehículos.

Un motor eléctrico es un dispositivo electromecánico que convierte la energía eléctrica en energía mecánica.

Un motor eléctrico es un dispositivo electromecánico que convierte la energía eléctrica en energía mecánica. Los motores eléctricos pueden clasificarse por su aplicación, tamaño, construcción y fuente de alimentación.

Los motores eléctricos pueden clasificarse en CC (corriente continua) o CA (corriente alterna).

Los motores eléctricos de corriente continua se utilizan generalmente para aplicaciones de baja potencia, como juguetes, mientras que los motores eléctricos de corriente alterna se utilizan para aplicaciones industriales de alta potencia, como la propulsión de aviones y la generación de electricidad desde plantas de combustibles fósiles hasta coches o autobuses eléctricos.

Un motor de corriente continua tiene uno o más pares de bobinados de alambre llamados bobinas de inducido, alrededor del estator o parte estacionaria del motor, que proporcionan energía al eje giratorio.

Un motor de corriente continua tiene uno o varios pares de bobinados de alambre llamados bobinados de inducido, alrededor del estator o parte estacionaria del motor, que proporcionan energía al eje giratorio.

Las bobinas del inducido están conectadas en serie entre sí y con un conmutador (un tipo de interruptor giratorio) que las conecta a cada extremo de un circuito externo.

Un motor de corriente continua sencillo se construye enrollando un hilo de cobre aislado alrededor de un núcleo cilíndrico de hierro dulce o plástico laminado, y conectando este conjunto a una fuente externa de electricidad a través de terminales montados en su carcasa.

Cuando la corriente circula por las tres fases, es decir, por los tres hilos a la vez, se crean campos magnéticos en el interior de las bobinas que interactúan entre sí para generar un par de torsión al girar.

Un motor de CA sólo tiene un devanado, conectado a una fuente de alimentación, como una toma de CA, y al circuito del rotor del motor, que acciona su movimiento giratorio. Un conmutador aplica corriente a cada bobina por turno, de modo que todas puedan compartir la potencia por igual.

Un motor de corriente alterna es un motor síncrono, lo que significa que utiliza una corriente alterna como fuente de energía.

En este tipo de motor, el estator (la parte estacionaria) tiene bobinas de alambre enrolladas alrededor siguiendo un patrón determinado y conectadas a un circuito externo; el rotor (la parte giratoria) tiene imanes permanentes adheridos a su superficie.

Cuando se aplica electricidad a las bobinas y los imanes, éstos interactúan entre sí para que el rotor gire, ¡y siga girando mientras se le siga aplicando energía!

Lo más importante que hay que saber sobre un motor de CA es que sólo tiene un devanado, en lugar de dos devanados separados como otros tipos; esto hace que sean más fáciles y baratos de fabricar que otros tipos, pero también significa que no tienen forma de invertir la dirección sin algún tipo de dispositivo de control externo, como un codificador o un sistema de sensores incorporado de antemano.

Un motor de corriente continua sin escobillas utiliza imanes permanentes en lugar de electroimanes y escobillas. Tampoco tiene conmutador porque no es necesario invertir el sentido de la corriente. La mayoría de los motores sin escobillas son motores síncronos de imanes permanentes (PMSM).

Los motores síncronos de imanes permanentes (PMSM) son motores eléctricos que utilizan imanes permanentes en lugar de electroimanes.

El motor sin escobillas no tiene conmutador porque no es necesario invertir el sentido de la corriente, por lo que no tiene escobillas ni anillos colectores.

La mayoría de los PMSM son motores síncronos de imanes permanentes (PMSM).

En un sistema de propulsión de un vehículo eléctrico, la potencia fluye a través de tres componentes principales: 1) paquete de baterías 2) controlador 3) inversor

  • Paquete de baterías: Las baterías son la parte más importante de un vehículo eléctrico. Almacenan energía y la suministran a los motores cuando es necesario.

     

  • Controlador: Este dispositivo regula la cantidad de energía que va a cada motor, dependiendo de hacia dónde quieras que vaya tu coche.

     

  • También ayuda a controlar cuánta energía queda en la batería para que puedas ver hasta dónde puedes llegar antes de necesitar otra carga o recargarla con electricidad de una toma de corriente en casa o en una estación de carga a lo largo de tu ruta.

     

  • Inversor: Este componente convierte la electricidad de CC de las baterías en la corriente alterna que necesitan los electrodomésticos como televisores, ordenadores y luces.

Conclusion

Un diagrama del sistema de propulsión de un vehículo eléctrico muestra cómo fluye la energía a través de estos tres componentes principales:

1) paquete de baterías

2) controlador

3) inversor.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.